Facebook Twitter Google +1     Admin

LA PARTICIPACIÓN DE LOS LAICOS EN LA MISIÓN DE LA IGLESIA

 

LOS FIELES LAICOS

 

LA FORMACIÓN DE LOS FIELES LAICOS

(CHRISTIFIDELIS LAICI N° 57 AL 58)

Madurar continuamente

El secularismo, que conduce a vivir sin Dios, ha dejado en muchas personas una experiencia de desazón y hasta pérdida de sentido en la vida; por eso vemos, en comunidades materialistas y consumistas, cómo se incrementa la desesperanza que llega a desembocar en los suicidios.

Christifidelis Laici atiende a esta problemática humana actual recordándonos las siguientes palabras de Jesús:

“Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el viñador. Todo sarmiento que en mí no da fruto, lo corta, y todo el que da fruto, lo poda para que dé más fruto” (Jn 15, 1-2).

Nuestra vitalidad depende de que permanezcamos radicados en la vid, que es Jesucristo (57), así nos lo dio Él mismo:

“El que permanece en mí como yo en él, ése da mucho fruto, porque separados de mí no podéis hacer nada” (Jn 15, 5).

1)  PERMANECIENDO EN JESÚS, PRODUCIMOS FRUTOS BENÉFICOS PARA LA

COMUNIDAD, CON ELLO DAMOS SENTIDO A NUESTRA VIDA. ESCRIBAN LOS FRUTOS QUE, PERMANECIENDO EN JESÚS, PRODUCIREMOS EN (completa como se pueden producir frutos en las situaciones):

En Nuestra familia ____________________________________________________________

En el matrimonio ____________________________________________________________

En Los negocios donde se trabaja _______________________________

____________________________________________________________

En Las diversiones ___________________________________________________________

En la enfermedad ___________________________________________________________

En la política ___________________________________________________________

En la cultura ___________________________________________________________

En nuestra parroquia ___________________________________________________________

En el cine ___________________________________________________

Enel cine ___________________________________________________


2) SEÑALEN LAS VENTAJAS QUE PUEDEN ENCONTRAR EN LAS SIGUIENTES   

     FORMAS DE PERMANECER UNIDOS A JESUCRISTO E, INDIQUEN LAS

      RAZONES POR LAS QUE ENCUENTREN ALGUNA SUPERIOR A LAS DEMÁS:

Rezar a solas frecuentemente.

Recibir el Cuerpo y la Sangre de Cristo.

Rezar en comunidad.

Servir a quien me necesita en mi comunidad eclesial.

Servir a quien  me necesita en  mi comunidad socio-política.

DESCUBRIR Y VIVIR LA PROPIA VOCACIÓN Y MISIÓN

Christifidelis Laici nos recuerda que estamos llamados por Dios a crecer, a madurar, a dar fruto (57). A este proceso personal de maduración en la fe y de configuración con Cristo la CFL denomina formación integral y permanente de los fieles laicos. Y señala:

La formación de los fieles laicos tiene como objetivo fundamental el descubrimiento cada vez más claro de la propia vocación y la disponibilidad siempre mayor para vivirla en el cumplimiento de la propia misión (58).

Juan Pablo II nos vuelve a obsequiar con un bello texto sobre lo que es nuestra vocación personal:

En efecto, Dios ha pensado en nosotros desde la eternidad y nos ha amado como personas únicas e irrepetibles, llamándonos a cada uno por nuestro nombre (58).

Este llamado de Dios a cada uno de nosotros, dice CFL, se nos revela a través del desarrollo histórico de nuestra vida y de sus acontecimientos, y, por tanto, sólo gradualmente: en cierto sentido, de día en día (58).

Reflexione unos momentos cada uno sobre su vida, compartan después con el grupo los momentos particularmente significativos y decisivos (58) en los que han discernido la llamada de Dios y acogido la misión que Él les confió.

Christifidelis Laici nos pide que atendamos a la diferencia entre:

saber lo que Dios quiere de nosotros y,

hacer lo que Dios quiere (58).

Christifidelis Laici testifica (58) que conocemos la voluntad de Dios mediante:

la escucha de su Palabra.

la escucha de la Iglesia,

la oración constante,

la dirección espiritual.

la percepción de talentos recibidos y,

las situaciones en que vivimos.

3) CADA UNO PUEDE MEDITAR AHORA SOBRE ESTOS MEDIOS DE CONOCIMIENTO DE LA VOLUNTAD DIVINA, LES SUGERIMOS HACER USO DE LOS SIGUIENTES CUESTIONAMIENTOS:

¿Tengo un ejemplar de la Biblia?

¿Con qué frecuencia acudo a buscar en ella una respuesta a mis necesidades?

¿Tengo presentes las ocasiones en que he recibido clara respuesta de Dios al buscarla en su Palabra?

¿Sé de la existencia de Encíclicas y Documentos Episcopales?

¿Conozco algunos de ellos?

¿Conozco los principios de la Doctrina Social Cristiana?

a)     ¿Conozco alguna Encíclica Social?

b)    ¿Dedico tiempo a orar?

c)     ¿Conozco la Liturgia de las horas?

d)    ¿Medito los Misterios de la vida de Jesús en el Rosario?

e)     ¿Tengo cerca un hermano de quien reciba dirección espiritual?

f)     ¿Reconozco, humildemente, los dones que recibí de Dios,

        para servicio de mis hermanos?

g)    ¿Reconozco la providencia de Dios que me ha conducido, suavemente,

       a dónde puedo servir a los demás?

LAICOS 

Se llama laicos a todos los fieles bautizados que no han recibido el sacramento de Ordenes Sagradas y no pertenecen a un estado religioso aprobado por la Iglesia.  

La Iglesia siempre ha reconocido la vocación de los laicos de ejercer su misión en la Iglesia y así llegar a la santidad. Este reconocimiento se profundizó en el Concilio Vaticano II.  

Los laicos son miembros de la Iglesia, Pueblo de Dios, Cuerpo de Cristo. 

"Particularmente, confirmo la necesidad y la urgencia de la formación evangélica y del acompañamiento pastoral de una nueva generación de católicos comprometidos en la política, que sean coherentes con la fe profesada, que tengan rigor moral, capacidad de juicio cultural, competencia profesional y pasión de servicio hacia el bien común." (S.S. Benedicto XVI a los laicos)

La vocación de los laicos

"Los laicos tienen como vocación propia el buscar el Reino de Dios ocupándose de las realidades temporales y ordenándolas según Dios... A ellos de manera especial les corresponde iluminar y ordenar todas las realidades temporales, a las que están estrechamente unidos, de tal manera que éstas lleguen a ser según Cristo, se desarrollen y sean para alabanza del Creador y Redentor" (LG 31)

La iniciativa de los cristianos laicos es particularmente necesaria cuando se trata de descubrir o de idear los medios para que las exigencias de la doctrina y de la vida cristianas impregnen las realidades sociales, políticas y económicas. Esta iniciativa es un elemento normal de la vida de la Iglesia:

Los fieles laicos se encuentran en la línea más avanzada de la vida de la Iglesia; por ellos la Iglesia es el principio vital de la sociedad. Por tanto ellos, especialmente, deben tener conciencia, cada vez más clara, no sólo de pertenecer a la Iglesia, sino de ser la Iglesia; es decir, la comunidad de los fieles sobre la tierra bajo la guía del Jefe común, el Papa, y de los Obispos en comunión con él. Ellos son la Iglesia.  (CIC 898 - 899).

 

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris