Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Noviembre de 2015.



VENERABLE PADRE JUAN CLAUDIO COLÍN, FUNDADOR DE LA SOCIEDAD DE MARÍA (PADRES MARISTAS)

VENERABLE JUAN CLAUDIO COLÍN

Sacerdote francés, fundador de la Sociedad de María (Padres Maristas).

 

Juan Claudio Colín nació el  7 de agosto de 1790 en Saint-Bonnet-le-Troncy, en la región francesa del Benjalais. Su padre había protegido a sacerdotes durante la confusión de la Revolución francesa. Sus padres murieron cuando Colín tenía sólo 4 años de edad.

Seminarios pequeños surgieron por toda Francia cuando la comenzaba el fin de la revolución. Con su hermano Pedro, Colín asistió al seminario, donde fue contemporáneo de San Marcelino Champagnat —quien fuera el fundador de los Hermanos Maristas— y San Juan María Vianney (el cura de Ars). En 1813 entró al seminario mayor de Saint-Irénée en Lyon.

“Dondequiera que se erija un altar en honor de Jesús, María también tiene el suyo. Jesús tiene su Sociedad , María también debe de tener la suya”.

Juan Claudio Courveille, recientemente trasladado del seminario de Le Puy al seminario mayor de St. Ireneo en Lyon, tenía una rara historia que contar en relación a la curación “milagrosa” de su casi total ceguera y que él aseguraba haber experimentado en la catedral de Le Puy en 1809, cinco años antes de su venida a San Ireneo. Courveille, atribuía la recuperación de su vista a Nuestra Señora de  Le Puy.

Después de su curación, el P. Courveille relata haber escuchado, “no con los oídos del cuerpo, sino interiormente, con los de su corazón, pero de una manera muy clara: “Esto es lo que yo deseo. Siempre he imitado en todo a mi Divino Hijo y lo he seguido hasta el mismo Calvario, permaneciendo de pie junto a la Cruz mientras entregaba su vida por la salvación de los hombres. Ahora que me encuentro en la gloria con Él, yo imité lo que hizo en la tierra por su Iglesia, de la cual soy su protectora. Defiendo y trabajo por la salvación de las almas como un ejército en plan de batalla. Cuando Europa se convulsionaba por una tremenda herejía , mi Hijo suscitó en su siervo Ignacio, que iniciara una Sociedad que llevaba su nombre, llamándose Sociedad de Jesús y a sus miembros Jesuitas, a combatir todo lo que el infierno desataba en contra de la Iglesia de mi Divino Hijo. Por lo tanto, en estos tiempos de impiedad e incredulidad es mi deseo que también exista una Sociedad consagrada a mí, que lleve mi nombre y que sea llamada Sociedad de María. Sus miembros serán conocidos como Maristas y también lucharan en contra del infierno”.

 Esta idea se vio favorecida con las ideas nacientes de Colín de comenzar un grupo dedicado a María, la Madre de Dios.

Muchos del grupo incluyendo a Colin, Courveille, y San Marcelino Champagnat  padre Marista al igual que San Pedro Chanel  fueron ordenados sacerdotes de la diócesis de Lyon el 22 de julio de 1816. Al día siguiente un grupo de 12 fueron al santuario de Notre-Dame de Fourvière a celebrar Misa, recibir la comunión y comprometerse a la fundación de la Sociedad de María este año marca, realmente, el comienzo de la Sociedad de María.. Colín celebró su primera Misa en Salles el 26 de julio y al día siguiente Pierre fue designado párroco de Cerdon. Juan Claudio pasa a ser su coadjutor.

Por seis años trabajó en la parroquia de Cerdon y en los documentos de fundación de la idea Marista (forma de vida y constitución). Pedro estaba ansioso de entrar en el proyecto Marista y convenció a Jeanne Marie Chavoin y Marie Jotillon de comenzarla con ellos. Cerdon había sido movida en la reformada diócesis de Belley y Juan Claudio Colín convenció al Obispo Devie de permitir a los Maristas misionar en Bugey, una región pobre donde se inicia como misionero. En 1829 fue invitado a presidir el Colegio de Belley como Director y cuando Roma aprobó la Sociedad de María en 1836 fue elegido como el primer Superior General. Roma asignó a la nueva sociedad la evangelización de la Vicaría de Oceanía Occidental y envía al pPacifico al primer grupo misionero.

La Sociedad de María fue fundada para servir a la Iglesia en las tareas más urgentes, variadas y significantes. En 1854 Colín dimitió de su cargo de Superior General y se retiró a Notre-Dame-de-la-Neylière, donde el pasó sus últimos doce años de vida revisando y completando las Constituciones. Las Constituciones de la Sociedad de María fueron definitivamente aprobadas por la Santa Sede el 28 de febrero de 1873. Juan Claudio Colín murió en La Neylière dos años después.

Chavoin and Jotillon se convirtieron en las primeras Hermanas Maristas.

El 15 de noviembre de 1875 muere en La Neyliére.

06/11/2015 06:29 Formación Religiosa Enlace permanente. sin tema No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris